Cómo tener una casa feliz

¡Hola! Somos Trinidad Reina y Diego Ramos y, ¿la verdad? somos dos personas felices. Por muchas cosas y, en gran parte, porque amamos nuestros hogares. Por eso, junto a Familia Bercomat, queremos compartir algunos secretos para que sepas cómo tener una casa feliz. ¡Acompañanos!

Colores para construir una casa feliz

Creemos que los colores transmiten sensaciones que pueden hacer únicos nuestros ambientes. Las casas hablan sobre quienes las habitan. Por eso, cada accesorio, cada pared pintada o cada cuadro nos dice algo. ¿Sentiste alguna vez que un lugar en tonos azules parece más frío? ¿O que uno de tonos naranjas o rojos es más cálido? Es que, una de las claves para lograr una casa feliz, es seguir los colores de la naturaleza. 

¿Cómo es eso? El color amarillo, por ejemplo, nos remite al sol cálido de la mañana, a la luz y a la energía. Recomendamos usarlo en almohadones de telas vibrantes, como la pana, o en algún jarrón o accesorios que resalten y llamen la atención.

EL COLOR AMARILLO PARA UNA CASA FELIZ

Por otro lado, podés aplicar en paredes toda la gama de los azules, celestes y turquesas, dependiendo de cuán fanática del color seas. En nuestro caso, nos inclinamos más por los pasteles o los celestes con toques de gris, que nos relajan y le dan frescura y modernidad al ambiente. ¿Sabías que el azul, es considerado beneficioso para la mente y el cuerpo? ¡Ideal para un ambiente chill!

color azul para tener una casa feliz

Si sos fan de la naturaleza y el aire libre, te recomendamos incorporar el verde en interiores. Nada hará más orgánica y alegre a tu casa que sumar color y vida al mismo tiempo. El verde invita a la concentración y al relax. ¡Cómo cuando caminamos descalzos sobre el césped!

EL COLOR VERDE PARA UNA CASA FELIZ

Si lo que buscás es transmitir cariño y sutileza, tu color es el rosa. Lo podés explotar a través de cuadros, accesorios o almohadones. ¡Nosotros amamos combinar el rosa con elementos cobrizos! Le dan a la casa un resplandor sutil.

EL COLOR ROSA PARA TENER UNA CASA FELIZ
EL COLOR ROSA PARA TENER UNA CASA FELIZ

Elementos de una casa feliz

En una casa feliz no pueden faltar la música, un buen aroma y el orden. Esto último es súper importante, porque nos permite visualizar los espacios limpios y despejados. Hay una vieja frase que nos encanta: “Así como está tu cuarto, está tu mente.” ¿Podrías decir que está todo en su sitio? ¡Te recomendamos poner manos a la obra! 

Otro consejo es decorar con objetos que traigan buenos recuerdos. Si una foto te transporta a tu niñez o juventud, y te genera felicidad, dejala. Pero si hay objetos o adornos que te producen tristeza, considerá quitarlos de ese lugar.

La cocina el espacio vital de la casa

No hay dudas de que la cocina es el ambiente que más identifica a una casa. Sus olores, sus frasquitos llenos de ingredientes, las charlas familiares, el café de la mañana y el almuerzo de los domingos. ¡Todo pasa por la cocina! 

¿Sabés cuál es la cocina de una casa feliz? ¡La que se usa! No importa su diseño. Es la que atrae con su aroma y sus protagonistas. Una copa de vino que acompaña o un rico mate por la mañana. En pocas palabras, una buena cocina la hacen sus integrantes.

COCINA PARA TENER UNA CASA FELIZ

Este espacio siempre está listo para recibir invitados y ser buen anfitrión, pero…¿qué pasa cuando todos se van? ¿Quién lava los platos? Para que el #moodfelicidad no se te pase, te dejamos nuestra gran recomendación: ¡un lavavajillas! Con su ayuda, ¡olvidate de lavar y secar platos!

Otro tip que nos sirvió son los frascos con etiquetas para identificar qué hay en cada uno. ¡Ideal para quienes amamos las semillas y las especias! 

frascos para ordenar tu casa feliz

Volviendo al tema color, es fundamental que las tablas para cortar carnes y vegetales sean distintas. En general, se suele usar una tabla roja para las carnes y una verde para las verduras. Si no sos del TEAM PROLIJIDAD como nosotros, recomendamos tener una mesada todo terreno. ¡Tu cocina te lo va a agradecer!

TABLA PARA CORTAR

Y… ¿Qué hacemos con los espacios chicos?

Nosotros creemos que, con cambios simples, podemos hacer que un espacio chico luzca más feliz. Por ejemplo, al utilizar plantas colgantes o dejar que entre luz natural, generamos un ambiente más confortable. También podemos sumar algún accesorio que nos dé felicidad, como una foto de las vacaciones, un objeto comprado en una feria o un lindo cuadro. 

PLANTAS PARA DECORAR

Por último, así como los colores y la música son súper importantes, ¡también lo son los aromas! Una vela aromática o un lindo sahumerio harán de tu espacio un lugar muy distendido.

velas para tener una casa feliz

El jardín, patio y balcón de una casa feliz

Una buena opción que se usa un montón y que nos encanta, es la de sumar guirnaldas de luces de bajo consumo. Esto transmite alegría instantáneamente, e invita a compartir momentos con familiares y amigos. ¡También dan ganas de tomarse muchas selfies!

luces de jardin para tener una casa feliz

Aunque tu espacio no sea muy grande, siempre se pueden cultivar plantas aromáticas o de huerta. ¿Consideraste los jardines verticales? Es como tener un gran jardín, ¡en tu pared!

Lo que no puede faltar en tu espacio exterior, por pequeño que sea, es una mesa, sillas o almohadones, para charlar afuera. ¿Ya pensaste en adquirir una parrillita? ¡Eso sí que es felicidad absoluta!

Una casa feliz necesita música

Cuando Familia Bercomat nos preguntó sobre cómo tener una casa feliz, ambos pensamos lo mismo: ¡necesita tener buena música! Nada mejor que limpiar, ordenar y renovar tus espacios con una buena playlist que te acompañe. Aquí te dejamos las canciones que más nos gustan para escuchar en casa. ¡Dale play!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *